Es una especialidad médica que se ocupa de los cuidados de la piel, las mucosas, las uñas,

el pelo y el cabello. Los dermatólogos disminuyen los dolores y los picores provocados por lesiones dermatológicas, los problemas de sudoración, y también las enfermedades de transmisión sexual. Los tratamientos dermatólogicos pueden ser locales, en forma de cremas o de antisépticos, antibióticos y a veces quirúrgicos. Los problemas que trata la dermatología son muy numerosos.